¿Cómo superar el síndrome del impostor? Un mal laboral muy común ✅

Como asesoría laboral en Sevilla conocemos todos los puntos de vista dentro de un trabajo, desde la empresa más importante hasta un trabajador recién llegado. En el artículo de hoy trataremos de ayudar a ese perfil de trabajador que sufre del denominado síndrome del impostor.

Lo primero es definir este concepto, el síndrome del impostor es un proceso psicológico que sufren aquellas personas que sienten que nunca están a la altura de sus circunstancias. Por lo que extrapolándolo al mundo laboral, se aplica a esos trabajadores que creen que no pueden asumir una determinada tarea o actividad profesional.

Como asesoría laboral en Sevilla, sabemos que este hecho no es aislado, ya que existen estudios que corroboran que 7 de cada 10 personas lo padecen. ¿Crees que lo sufres? ¡Hemos venido a ayudarte! ✅

asesoría laboral en Sevilla

Causas que te llevan a sufrir el síndrome del impostor

Por lo general, y por la experiencia que nos brinda ser una de las asesorías laborales en Sevilla con mayor cantidad de clientes, las personas que padecen este síndrome suelen ser inseguras, a las que además se le suman algunos factores como:

  • Dinámicas marcadas desde la infancia: Cuando alguien tiene una exigencia extrema desde muy joven o vive en una constante comparación con otras personas.
  • Autoexigencia: Alguien tiene expectativas demasiado altas sobre sí mismo y encuentra fracasos cuando no consigue esos objetivos, que a veces son inalcanzables.
  • Percepción equivocada del éxito: Se centra en hacer esfuerzos titánicos en objetivos que posteriormente no compensan en la vida real.

El síndrome del impostor tiene un perfil muy definido con respecto a las personas más susceptibles de sufrirlo, y se centra en personas que son muy perfeccionistas y tienen una visión de si mismos algo individualista o de genios.

asesoría laboral en Sevilla

¿Cómo salir adelante y superar el síndrome del impostor?

Aunque pueda sonar a tópico, en estos casos, el primer paso es reconocerlo. Saber que es lo que sientes y reflejarlo en un papel o hablando con un especialista te ayudará a mirar hacia dentro de ti y localizar ese autodiscurso que solo hace limitarte en lugar de ayudarte. Tu potencial siempre permanece ahí, simplemente hay que liberarlo pensando en positivo y rodeándote de personas que estimulan esa visión positiva de ti, entre otras cosas.

El siguiente paso es el de esquivar esa autoexigencia tóxica. Reconoce tus éxitos y echa la vista atrás viendo todo lo que has conseguido, además de ver los éxitos, debes tener en cuenta que fracasar forma parte del proceso, de esta forma podrás ver que ni eres tan perfecto como creías ni tienes que serlo.

El final del proceso, es el de prestar atención a las comparaciones, si tu vida se basa en compararte con personas que han tenido mucho éxito, lo más posible es que ese síndrome haya vuelto a aparecer. Comparte tus conocimientos y habilidades contigo mismo y sabrás en que puedes destacar.

Como asesoría laboral en Sevilla, prestamos una atención total al mundo de los trabajadores en todos sus perfiles, si bien no contamos con un departamento de psicología laboral, tenemos la experiencia necesaria para ayudarte en los casos que sea necesario 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *