¿Cuándo es el (duro) momento de aceptar la derrota en mi negocio?

Gestoría-en-Sevilla

Los proyectos son en gran medida como la vida, nacen, crecen, si tienen la oportunidad se reproducen, y, salvando algunos casos extraordinarios de éxito, mueren. Es importante saber cuando un negocio está a punto de morir y aceptar la derrota. Desde nuestra gestoría en Sevilla te ayudamos a saber cuando cerrar una línea de negocio que es deficitaria.

Debes cumplir una serie de pasos para poder tomar la decisión final, que aunque duela, debe ser definitiva. Desde nuestra gestoría en Sevilla te ayudamos a analizar la línea de negocio, los productos, los servicios y hasta los propios clientes, que pueden llegar a ser los culpables de una mala gestión del negocio.

Una vez se hace este análisis, podemos llegar a diferentes conclusiones. Entre ellas además podemos ver que hay posibles brotes verdes para recuperar la idea inicial del negocio y conseguir un posible éxito. La rentabilidad es lo último que encontramos a lo largo de este proceso, pero el hecho de hacer caja día a día podrá llegar a conseguir esa rentabilidad del negocio que buscabas desde el primer día. Si tras el análisis, intento de canalización de los puntos de valor y proyectar una mejoría en el circuito de caja no se consigue el objetivo, hay que plantearse seriamente si aceptar la derrota es tomar la decisión correcta.

gestoría en Sevilla

En nuestra gestoría en Sevilla hemos visto casos de todo tipo, tanto éxitos como fracasos, por tanto, te recomendamos dejarte guiar por nuestro equipo de profesionales y orientar tu negocio según los consejos que te brindemos. ¡Siempre lo diremos, tu crecimiento es el nuestro!

Si tu empresa no tiene un flujo de caja diario y la rentabilidad brilla por su ausencia, es el momento de plantearse el cierre, ya sea como venta, traspaso o un cierre definitivo. El mantener un proyecto por el cariño que puedas tenerle tanto a su línea como a sus clientes (que no son rentables) siempre será un error.

Una vez la decisión esté tomada, hay que ir de forma directa a las causas que han generado este problema, en este punto también puedes apoyarte en el equipo de nuestra gestoría en Sevilla. ¿Por qué no se consiguió el éxito en un negocio en el que tenías puesta tanta ilusión?.  Lo más probable en estos casos es que se haya tentado al mercado intentando vender a mayor precio produciendo a menor coste. Además, existen condicionantes como el personal del equipo, que puede estar cualificado, ausente o desmotivado, o algo tan simple como que los suministros se excedían de nuestro presupuesto sin tenerlo en conocimiento. Si estos factores se suman a una mala gestión inicial estamos ante un claro caso de fallo desde los inicios. Hay que realizar ese análisis.

gestoría en Sevilla

Desde nuestra gestoría en Sevilla nos prestamos a ayudarte y a darte nuestros consejos de expertos, los daños estructurales son reparables, si conseguimos anular esos fallos y reconvertirlos, hay esperanza. En otros casos hay que saber aceptar la derrota, iniciar un proyecto para perder dinero no tiene sentido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *