Análisis económico, fiscal y laboral del debate electoral

Gestoría-en-Sevilla

Como gestoría en Sevilla especializada en el mundo fiscal, económico y laboral, nuestra atención en el debate electoral acaecido ayer entre los cuatro candidatos más potentes a la presidencia, se centró en este apartado, y hoy analizamos las propuestas de cada candidato y valoramos las posibilidades reales de las propuestas.

Con la subida y bajada de impuestos como eje principal del debate, desde nuestra gestoría en Sevilla, vimos como en el debate se repitieron ataques personales más centrados en desbancar las posibilidades de los contrincantes que en proponer de forma individual para ser el candidato con mayor número de propuestas factibles a la hora de mejorar el país.

En la pasada noche pudimos ver a través de la televisión pública española el primer debate a cuatro entre los diferentes candidatos a la presidencia por parte de los partidos con mayor número potencial de votos, Pedro Sánchez (PSOE)Pablo Casado (PP)Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos).

Este ha sido uno de los debates programados en televisión antes de las elecciones que tendrán lugar el próximo domingo 28 de abril y que harán que en la presidencia del país haya un cambio, o permanezca el actual presidente Pedro Sánchez. Cabe incidir en que en el debate dirigido por el periodista Xabier Fortes, los candidatos de los partidos ‘a priori’ más potentes, han comenzado de forma beligerante atacando a sus contrincantes, hablamos de Casado, Sánchez y Rivera, siendo el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, el menos hiriente frente a sus compañeros de plató en sus intervenciones iniciales.

Hablando del tema económico y siguiendo con el último líder que hemos nombrado, Iglesias sacó a la palestra la temática de la reducción del IVA en productos de primera necesidad o la obligación que deberán tener los bancos de pagar el impuesto de sociedades, medidas económicas que pueden llegar a contentar a su perfil de votantes y que a buen seguro, en una victoria conjunta con el PSOE, tienen posibilidades de ser reales.

Gestoría en Sevilla

EFE/Juanjo Martín

La política fiscal que proponen los partidos de izquierda se dirige hacia una propuesta en la que el sistema se convierta en redistributivo siendo la justicia social la base sobre la que asentar todas las acciones económicas aplicables al país. Por otra parte, y con una tendencia más a la derecha, PP y Ciudadanos con sus líderes a la cabeza abogan por una bajada de impuestos, e incluso anulación de algunos, como el de sucesiones, para llamar la atención de sus votantes más ‘ahogados’ por los impuestos actuales.

Pablo Casado, líder del PP, centró su discurso económico en la crítica hacia la gestión socialista, desde Rodríguez Zapatero hasta al actual presidente, y como grandes medidas que aplicará en su llegada a la Moncloa destacan una bajada del impuesto de la renta en un 40%, el de sociedades por debajo del 20%, anular el de sucesiones y bonificación real del ahorro.

Por otra parte, Pedro Sánchez, como líder socialista hizo mayor hincapié en la lucha contra la corrupción y la desigualdad generada por el anterior gobierno. Sus puntos de valor se enfocaron hacia los ejemplos de crecimiento económico y justicia social que abanderan su programa electoral.

Albert Rivera, cabeza visible de Ciudadanos, habló sin tapujos del que para su partido es el mayor problema económico de España, el empleo. Busca generar empleo de calidad con contratos unificados y en los que el emprendimiento sea la base del crecimiento del país, teniendo el sueño de convertirse en el gobierno de los autónomos.

Pablo Iglesias, líder del partido de izquierdas Unidas Podemos se limitó a leer el Artículo 31 de la Constitución Española, donde se reivindica de manera directa un sistema fiscal progresivo en el que los impuestos varían según el presupuesto.

Gestoría en Sevilla

Desde nuestra gestoría en Sevilla realizamos un análisis informativo del debate electoral, lo que ha sido el comienzo de una semana repleta de acciones enfocadas a la carrera por alcanzar el lugar que cada candidato cree merecer en el Palacio de la Moncloa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *